Mapa BCN 1714: La clase política catalana. Los palacios de los austracistas
Barcelona Cultura
Mapa BCN 1714: La clase política catalana. Los palacios de los austracistas

Palau Dalmases (calle Montcada)

En el palacio se constituyó y reunió la Academia de los Desconfiados (1700-1703), que congregaba a un grupo de eruditos formado por nobles y eclesiásticos que querían promover el conocimiento de la historia, la lengua y la poesía catalanas. La mayoría de sus miembros eran partidarios del archiduque Carlos. Algunos de los académicos, como su promotor, Pau Ignasi de Dalmases i Ros, y su cuñado, Josep Faust de Potau, marqués de Vallcabra, fueron encarcelados en 1704 acusados de conspirar contra Felipe V, mientras que el también académico Antoni de Peguera i d’Aimeric pudo huir hacia Génova. Años después, el pretendiente de la casa de Austria recompensaría la fidelidad de Pau de Dalmases con el título de marqués de Vilallonga (1709). El palacio contaba con una biblioteca excepcional propiedad de Pau de Dalmases, que en 1713 fue nombrado embajador en Londres de los Tres Comunes catalanes, después de que los ingleses firmaran el Tratado de Utrecht (1713) por el cual se retiraban del conflicto.

 

 

 

 

Palau de Vilana-Perlas (calle Regomir)

El notario Ramon Frederic de Vilana-Perlas fue nombrado secretario del Despacho Universal de Carlos III en 1707 y tres años después, ennoblecido con el título de marqués de Rialp. Entre 1711 y 1712 reformó su residencia para hacer alarde de su nuevo rango político y social, colocando en la fachada relieves alusivos a su apellido («perlas»). Cuando las tropas borbónicas ocuparon Barcelona, se instaló en dicho palacio José Patiño, intendente de Cataluña a partir de 1713, presidente de la Junta de Justicia y de Gobierno del Principado (1714) y artífice de la reforma fiscal a través de la imposición del Catastro (1715) y del nuevo modelo político basado en el Decreto de Nueva Planta (1716).

Palau Dalmau [desaparecido] (calle Ample, delante de la plaza Duc de Medinaceli)

Sebastià de Dalmau prestó ingentes cantidades de dinero al archiduque Carlos para sufragar los gastos militares y, a medida que avanzaba la guerra, aumentó sus aportaciones personales para financiar la causa austracista. Durante el sitio, costeó diversas unidades militares catalanas para resistir a ultranza contra las tropas borbónicas.

La Llotja (La Lonja, en el Pla de Palau, entre el paseo de Isabel II y la calle del Consolat de Mar)

Lugar de reunión del Consulado de Mar donde se representó la unión del poder real con la burguesía mercantil catalana mediante la celebración del banquete de boda del archiduque Carlos (1708). El espacio se adecuó para escenificar las primeras representaciones operísticas de la ciudad. El 2 de julio de 1708, se estrenó allí la ópera de Antonio Caldara Il più bel nome, y durante los siguientes meses se representaron otras obras del mismo compositor. Tras el sitio borbónico de 1713-1714, el edificio se convirtió en un cuartel militar. El Consulado de Mar trasladó sus actividades, a partir de 1727, al Palau del Virrei o Reial, situado al otro lado de la plaza. La construcción se reformó durante el último tercio del siglo XVIII siguiendo los modelos neoclásicos, pero conservó en su interior la sala gótica de las Contrataciones.