MAPA BCN 1714: Espacios de la represión. El día después del 11 de septiembre
Barcelona Cultura
MAPA BCN 1714: Espacios de la represión. El día después del 11 de septiembre

Paseo del Born

Las casas del barrio del Born fueron derruidas para abrir allí una explanada que separara la Ciutadella de los barrios de la ciudad. En la casa número 18 del paseo del Born se puede observar cuál fue el perímetro destruido.

 

 

 

 

La Ciutadella [desaparecida]

Esta fortaleza militar de planta pentagonal fue construida entre 1716 y 1748, a partir del diseño del ingeniero militar flamenco Joris Prosper van Verboom (1665-1744), que se convirtió en el primer gobernador de la plaza fuerte pero no pudo ver el complejo acabado. Esta fortificación no se utilizó nunca para defender la ciudad del ataque de un ejército enemigo, sino que se erigió como un instrumento de represión contra los ciudadanos de Barcelona. Desde 1719 hasta 1866, se recluyó a multitud de presos políticos en la torre de Sant Joan, rebautizada como la «Bastilla catalana». Finalmente, después de una avalancha de peticiones para destruirla, fue derruida en 1869. Actualmente, de la estructura original sólo se conservan tres edificios: el arsenal, sede del Parlamento de Cataluña; la capilla, que es ahora una parroquia militar, y la casa del gobernador militar, convertida en un instituto de educación secundaria.

 

Portal de Mar [desaparecido]

Durante doce años, de 1715 a 1727, cuando los viajeros que llegaban por mar entraban en la ciudad, lo primero que veían era la cabeza del general Josep Moragues en una jaula, colgando de un palo muy alto, para demostrar la contundencia de la represión contra los que se atrevían a resistirse a la autoridad de Felipe V. El embajador austríaco y la esposa del general presionaron a las autoridades borbónicas para que retirasen la cabeza de Moragues, acogiéndose al Tratado de Viena de 1725, por el cual la casa de Austria renunciaba a sus derechos sobre la monarquía hispánica y Felipe V permitía tanto el retorno de los exiliados como la liberación de los cautivos derivados del conflicto.

Convento de Sant Agustí Vell (entre las calles Comerç y Tantarantana)

El convento se convirtió en uno de los escenarios principales de la batalla final, ya que el coronel Pau de Thoar, al frente del regimiento de la Concepción, intentó convertirlo en plaza fuerte para frenar el avance borbónico. Una vez terminado el sitio, las tropas de Felipe V convirtieron este espacio en un cuartel militar, y en 1716, a raíz de la construcción de la Ciutadella, se derruyó una parte, y la que continuaba en pie acogió, a partir de 1720, a la Real Academia de Matemáticas. La comunidad de agustinos se trasladó al barrio del Raval y en 1727 se inició la construcción del nuevo convento en la calle Hospital, obra que se prolongó hasta 1750. El convento viejo se reconstruyó parcialmente (1736-1748) y la parte más derruida se adecuó para construir allí un cuartel que se inauguró en 1750.